Sunday, January 8, 2017

Trasteo (mudanza)

“Trasteo” para mudanza es una expresión muy colombiana. Ningún otro hispanohablante entendería “estoy de trasteo” cuando uno se refiere a la acción de mover sus cosas entre una casa y otra. La Academia acepta “trasteo” (=mudanza) como colombianismo, pero en la escritura, o en la conversación con hispanohablantes de otros países, es mejor decir “mudanza”.
En español general, “trastear” es cambiar de lugar cualquier objeto viejo a otra parte cercana, no a otra casa. Proviene de la palabra “trasto”, que significa “cosa vieja”. “Trasto” proviene a su vez del latín “transtrum”, que se refiere a una pieza larga de madera gastada por el uso, más específicamente el banco de un barco de remos o una viga para la pared, pero en español parece haber perdido esta especificidad. En España, el sentido de “trasto” es cualquier objeto gastado por el uso.
La palabra “trasteo” en su significado específico de “mudanza” aparece en la novela Frutos de mi tierra de Tomás Carrasquilla, en el español de Antioquia (Colombia). La novela se publicó por primera vez en 1896 (véase “trasteo” en el CORDE aquí). Carrasquilla usa la expresión “Agencia de trasteo” para referirse a una compañía de mudanzas.
El sentido de “trasteo” como mudanza es posible que sí entrara desde los primeros colonizadores para referirse a cualquier movimiento de cosas, pero fue mucho tiempo después que fue adquiriendo en Colombia la especificidad de movimiento entre una casa y otra. O sea que debería haberse formado entre los siglos XVII y XIX.
Por estar extendida en el español de toda Colombia, pero no en otros países hispanohablantes, me inclino por pensar que se formó en el siglo XIX cuando ya estaban establecidas las fronteras nacionales. Sin embargo, falta mucha información al respecto para completar la historia de este sentido exótico que se le da en Colombia.

No comments:

Post a Comment